Una revisión de pólizas de seguro de auto Waverly NY



Nos Levantamos temprano y a las 8 am ya estábamos de camino, nuestro destino era Williams una “ciudad dormitorio” del Gran Cañón. Esta paliza de coche de unos 750 Km tenía dos atractivos para nosotros, unidad es que atraviesas parte del desierto de Mohave (peculiar paisaje desértico que sale en los western) y otro porque queríamos recorrer un intervalo de la mítica ruta 66.

La plaza es frecuente (su única característica es que está como en cuesta) y la casas victorianas son bonitas pero muy parecidas a otras de la ciudad; ahora sí, las fotos que salen desde allí con el skayline de Santo Francisco detrás son una chulada.

CITY LIGHTS me pareció un sitio mágico y cargado de historia. Me senté a descubrir un ejemplar de Poemas de S. Francisco del propio Ferlinghetti y estuvimos un buen rato Adentro hurgando en las estanterías y echando un agujero a los libros. Fue maravilloso. Luego nos tomamos un cafelito en el Café Vesubio que esta preciso al flanco.

Esa tarde la pasamos en la piscina del Venetian y por la Incertidumbre nos pusimos “vestiditos de domingo” y nos fuimos a existir la noche. Vimos el espectáculo del volcán del Mirage y cenamos (esta tiempo más temprano) en el buffet del Bellagio, este nos gustó más (60 $ los dos). Como no pude ir a la zona antigua de Las Vegas, quería ir a un hotel más antigüillo y nos fuimos al Flamingo (todo es más “retro/recargado”) y pasamos un rato en el casino y buscando los famosos flamencos (esa Indeterminación la tendrían de descanso porque no los vimos por ningún lado y mira que los buscamos, “eah, que a la niña se le había antojado verlos”).

El Verano del Aprecio trajo comida, bienquerencia desenvuelto y música a Haight; una orgullosa comunidad gay a Castro; y llevó la cocina californiana natural a los paladares de toda la nación.

9: Volviendo antes (por Jacson St) en torno a Grant, puntada con torcer a la izquierda y seguir una manzana y media en lo alto a la derecha para conservarse al Jack Keruac Alley. El callejón homenajea a los escritores Beat con poesía y murales en las paredes.

-De aquí y por el camino hacia Glaciar Point (que nos dicen que está a una hora), tenemos que pasar por el célebre túnel de la carretera que va alrededor de Wawona, ayer de entrar en el túnel (si vas dirección sur), hay un mirador y es desde donde se hace la típica retrato con El Capitán a un lado, las Bridalveis Falls al otro y de fondo el Half Dome.

Ponemos rumbo al hotel en North Beach, Santo Remo (tan conocido en el foro) en el número 2237 de Mason Street () y no nos decepciona. Es todo de madera, las habitaciones son muy pequeñitas, todo amueblado estilo principios de siglo (que es de cuando es el hotel), parece que es una casa de muñecas y nos gusta. Como sabemos no tiene baño en las habitaciones (nuestra habitación sí es de las que tiene lavabo), pero todo está muy limpio y hay un bullicio muy bohemio (Familia joven, mayor, lectores en los pasillos…).

Luego de esto volvimos a retomar la I 40, y el paisaje empezó a cambiar, se hacía más verde y más boscoso (bajamos la ventanilla y nos invadió el olor a pino); Encima empezó a cambiar el tiempo y nos acompañó un rato una tormenta.A posteriori de muchos kilómetros y sobre las 18:45 h llegamos a Williams, un pueblo distintivo Old West por el cual asimismo pasaba la 66. Es muy turístico y está lleno de restaurantes, moteles y bares. Nuestro motel era el Williams Grand Canyon Travelodge (430 E Route 66 Williams AZ), de la misma esclavitud que el de LA, pero más modesto, tenía piscina de agua calentita y aunque hacía fresquillo estábamos cansados Figuraí que nos vino muy aceptablemente un chapuzón.

Nuestra primera parada del día Cuadro ir a la oficina de turismo (Hallidie Plaza, arista Market con Powell St) a conseguir alguna información extra. De aquí nos fuimos a escuchar una misa muy singular. Soy fan de Isabel Allende, me encantan sus libros, en uno de los últimos “La suma de los días” ella relata parte de su vida en California (vive en el Condado de Marín, en la Bahía de San Francisco) y narra acerca de las protestas que tuvieron sitio contra la conflicto de Irak y que salían de la Glide Solicitud Church en el 330 Ellis St (Iglesia Metodista célebre en San Francisco). Cito textualmente el obra “allí se produce una mezcla de razas, ideas y hasta religiones (porque es un lado de avenencia de Budistas, católicos, judíos, etc), con deseos de participar en una celebración de cantos y abrazos, más que de rezos.

Este día se nos hizo un poco más tarde porque nos entretuvimos con el magnifico desayuno y la conversación en casa de Alice; a posteriori repostamos en Tropic y allí mismo compramos una tarjeta de 5 dólares para seducir por teléfono a casa (están muy bien, se venden en maquinas expendedoras y tienen muchos minutos). Total, que salimos un poco pasadas las 9 de la mañana. Este Cuadro nuestro camino hasta Zion:

A posteriori de esto volvimos al coche y atravesamos el parque por una carretera preciosa llena de pinos y ciervos. Aproximadamente condujimos unas 13 millas hasta resistir a otro punto que me hacía ilusión ver, el Natural Bridge (es un puente natural de roca roja precioso).

Puedes apreciar la colección de sal en el fondo del valle y la pequeña carretera que seguidamente tú recorrerás. Hace mucho calor, pero soportable y pensamos “bab!! que exageradas son las guíGanador con lo del calor aquí”, y es que aún no habíamos llegado a lo peor….

Los chinos traen consigo sus tradiciones culinarias y medicinales, Ganadorí como sus valores religiosos y familiares. get more info La expansión del budismo en la zona no es ajena a su presencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *